Institucional > historia >

Historia

Algunas de las carreras que se dictan en la Facultad de Ciencias Humanas tienen su origen en la misma creación de la Universidad Nacional de Cuyo.

Esta fue fundada como una casa de estudios regional abarcando un Área geográfica que comprendía las tres provincias cuyanas (Mendoza, San Juan y San Luis).

En 1940 se crea en San Luis el Instituto del Profesorado que otorgaba el título de Profesor en Ciencias Físico-Química, Matemáticas.

En 1941 y a instancias del Prof. Juan José Arévalo, a la sazón Director de la Escuela Normal Juan P. Pringles que ya había sido transferida a la UNC, se amplía la enseñanza hacia disciplinas filosóficas y pedagógicas. Este destacado docente, como muchos otros pioneros de nuestra Universidad, era egresado de la Universidad Nacional de La Plata, donde participó en los primeros momentos del movimiento reformista y en 1944 fue electo Presidente de su Guatemala natal.

A fines de 1946 se transforma el Instituto del Profesorado en Facultad de Ciencias de la Educación con una estructura que se mantuvo durante varios años.

En 1948 y a instancias de quien fuera uno de los fundadores de nuestra Facultad y un destacado impulsor de la psicología en el país, el Prof. Plácido Alberto Horas se crea el Instituto de Investigaciones Pedagógicas.

En 1958 se modifican los planes de estudios y se crean nuevas carreras, entre ellas psicología en reemplazo de filosofía (esta disciplina ya tenía una Facultad específica en la UNC de la cual pertenecíamos). En ese momento se le impone el nombre de Facultad de Ciencias de la cual dependían 4 Escuelas una era la de Pedagogía y Psicología. Al aprobarse nuevos Estatutos en la UNC (1969) la Facultad de Ciencias se desdobla en dos Facultades: de Ciencias Físico-Química, Matemáticas y la de Pedagogía y Psicología.

Finalizando el gobierno militar, 1973, y con la firma del Gral. A. Lanusse se firma, el 10 de mayo de ese año, el decreto de creación de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN LUIS.

La estructura académica inicial de esta nueva universidad fue Departamental correspondiéndole cinco departamentos a San Luis y tres a Villa Mercedes. Entre los primeros estaban el de Pedagogía y el de Psicología. 1976, año nefasto y muy mal recordado, los militares interventores entienden que la estructura académica adoptada es subversiva y que por lo tanto lo conveniente es volver al regimen de Facultades.

En nuestro caso se vuelve a la Facultad de Ciencias de la Educación con las carreras ya existentes (Profesorado de Educación Especial y Profesorado de Educación Inicial (Preprimaria) y las Licenciaturas y Profesorados en Ciencias de la Educación y Psicología con la novedad de los Doctorados que se podían realizar previo a una serie de requisitos en dichas disciplinas.

Se incorporó Fonoaudiología, que comenzó siendo una carrera de las denominadas cortas (3 años y medio de duración) y que luego de una importante intervención de las egresadas y de los alumnos se transformó en Licenciatura, Carrera de cinco años que como tal les permitia a sus egresados aspirar al Doctorado y/o a la carrera de investigador del CONICET y de otros organismos de Ciencia y Técnica.

Algo similar sucedió con las carreras de Periodismo y Locución que si bien fueron creadas como tales (y en el caso de Locución por convenio con el ISER, Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica) terminaron articulando, previo estudio y adecuación de planes manteniendo el título pero considerandolo intermedio para la carrera principal de Licenciatura en Ciencias de la Comunicación.

A causa de la variedad de disciplinas y carreras que se dictaban y al no ser todas de carácter docente o pedagógicas, el Consejo Superior de la UNSL resolvió a pedido de nuestra Facultad imponerle el nombre de FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS que es el que mantiene y como se la conoce hasta el presente.